0984885383 / 02 3316 798 gerencia@entretelashcd.com

Entretelas no tejidas

Las entretelas han sido creadas para dar guía, apoyo, refuerzo y un acabado perfecto a tus confecciones. En este apartado dedicaremos un espacio para hablarte de las entretelas no tejidas, que como su nombre lo indica son telas no tejidas. Suelen cocerse en la parte posterior de la tela como refuerzo o para dar una consistencia más rígida.

En general un textil no tejido es elaborado al formar una red de fibras distribuidas al azar unidos con procedimientos químicos, térmicos o mecánicos. Todo ello sin ser tejidas y sin que sea necesario convertir las fibras en hilo. Generalmente son hechas de poliéster, nylon, fibras artificiales como el rayón de acetato o modal, también de materiales naturales como algodón o mezcla de tejidos. Pueden ser cortadas en cualquier ángulo o dirección, además por su constitución no se deshila y permite conservar su color.

Algunos datos curiosos son que: realmente no son tejidos, aunque nos dan la sensación de ser tejidos. Pues no hay enlazado de hilo para la cohesión interna como una tela tejida. No existe una regla única o universal para la mezclas de sus tipos de fibras. El procesamiento para su unión es la que aporta resistencia a la tensión. Sus características les aporta versatilidad por lo que se pueden conseguir en diferentes tamaños gracias a la unión de varias fibras. Por lo que pueden ser delgadas o gruesas y voluminosas.

Entretelas no tejidas

Tipos de entretelas no tejidas

Entretelas no tejidas Pellón

Pellón

El pellón es una entretela antigua que ha logrado permanecer en las preferencias del mercado. De hecho la Real Academia Española (RAE) define pellón como Vestido talar antiguo, que se hacía regularmente de pieles. 

El pellón es un textil no tejido semidireccional de formación uniforme y tacto rígido compuesta de poliéster. Es excelente como entretela para reforzar y dar soporte, su presentación en diversos gramajes, colores y características hace que sea adapto para diversos proyectos. Así que es común que lo veas tanto en ropa como en confecciones para la cocina o el hogar. Solo piensa que si logro permanecer en el gusto de los consumidores a lo largo de los siglos y de las modas, seguramente será un acierto usarlo. En el siguiente apartado conocerás las entretelas de pellón más populares en el mercado de la industria textil.

Pellón cosible

Como su nombre lo dice, es un pellón que puede ser cosido, por tanto es completamente seguro para la máquina de coser. Su tacto suave y cómodo puede ser empleado en la elaboración de ropa, proyectos de decoración y accesorios para el hogar e incluso artesanías. Se puede coser y, una vez cosido, se puede lavar y secar a máquina fácilmente. En HDC tenemos dos tipos de esta entretela, que son los siguientes:

Fieltro

Es una entretela no tejida que entre sus características más relevantes es que posee un revestimiento​ que proporciona impermeabilidad y resistencia al desgarro, entre otros. Su constitución le permite teñirse con facilidad mediante colorantes. Se conglomera mediante vapor y presión entre sus capas de fibras de origen animal o sintético, por ello también es conocido como aglomerado. Una de sus principales ventaja es que se trata de un material ligero y moldeable. Por lo que se puede utilizar para faldas, cazadoras, alfombras, zapatos, sombreros y más. De hecho, sabias qué el fieltro es considerado el primer material textil creado por el hombre, se utilizó para crear las primeras prendas de vestir.

Pellón cosible pie de cuello

El pie de cuello o tirilla que es la pieza que está en contacto con el cuerpo de la camisa. Es decir, es la parte que se siente en el cuello (o garganta), por ello es importante seleccionar el material adecuado. Al ser el contacto más directo de la prenda es importante que el consumidor tenga una experiencia placentera. El pellón al ser de fácil uso con la maquina y tacto suave, lo hace una entretela de pie de cuello ideal. Tradicionalmente se usaba para camisas de hombre, pero en la actualidad puede ser usado para camisas

Pellón cosible
Pellón par bordar

Pellón para bordar

Es una entretela no tejida de corte multidireccional de formación regular y tacto rígido. Es elaborada especialmente para proyectos para bordar, pues aporta resistencia y rigidez, tanto al bordado como al corte después del hilo. Otro de sus beneficios es que no tapa los cabezales de las bordadoras ni rompe las agujas, con un sencillo arranque después de bordar. El pellón para bordar es popular por ser considerado un estabilizador de bordado, evitando daños a la tela, frunces o arrugas. Por lo que es ideal para diversas confecciones como, gorras, escudos, playeras, manualidades, camisas bordadas, uniformes escolares y de trabajo, entre otros.

Pellón tipo Americano (calandrado)

Es un textil de tipo americano elaborado con la técnica de calandro con el objetivo de alisar, revestir o adelgazar el pellón. Al terminar el proceso esta entretela es delgada, brillantes y parecidas al papel, pero de gran durabilidad al lavado. Antiguamente, esta técnica se realizaba a mano con una enorme piedra de prensado. Por ejemplo, en China se trajeron enormes rocas del norte del río Yangtze. La piedra de prensado se cortó en forma de cuenco y la superficie del fondo curvo se hizo perfectamente lisa. Después de colocar un trozo de tela debajo de la piedra, el trabajador se paraba sobre la piedra y la mecía con sus dos pies para presionar la tela.
Pellón americano
Entretela no tejida con hilo

Entretela no tejida con hilo

El ejemplo más común es la gasa, que forma parte de las entretelas fusionarles con hilo. No están tejidas con hilo como tal, sino que se fusionan con técnicas termoadhesivas. Es decir se fusionan a base de calor, tiempo y  presión. Con este procedimiento se logra una entretela no tejida con hilo de mayor suavidad al contacto con la piel y alto poder de absorción. Otra característica de estas telas es que tiene el efecto de urdimbre, pues  genera una fina trama que le da mayor elasticidad a la entretela. Por lo tanto es fuerte, estable y no suele ceder.

Ventajas de las entretelas no tejidas

En resumen, las entretelas no tejidas son una opción moderna, resistente y económica para tus confecciones. Gracias a su gran versatilidad se puede elaborar en una amplia diversidad de tamaños por su conformación a base de varias fibras. Inclusive, es viable para lograr una acabado laminado, delgado, resistente y elástico; lo que permite dar más cuerpo y forma a los productos confeccionados.

Cotiza tus entretelas no tejidas

1 + 7 =

Chatea con nosotros